Diseño de Autor

Marisa Di Palma

“La premisa fundamental a la hora de diseñar: enamorarme de la prenda que estoy haciendo. “

Los buenos proyectos comienzan con una inquietud. Este es el caso de Marisa Di Palma, quien hoy en día tiene su propio emprendimiento a partir de una ardua búsqueda personal y profesional.

P&S-¿Cómo surgió la posibilidad de comenzar en el mundo de la lencería?

MdP-Empecé con este emprendimiento buscando una alternativa laboral más. Soy diseñadora web y siempre me desempeñé de modo free lance. Después de probar en diversos rubros, surgió la posibilidad de hacer lencería. Desarrollé los primeros prototipos y fue una experiencia absolutamente agobiante y desgastante,  me sentí muy frustrada. Pero después de varios meses de haber abandonado la idea,  me di cuenta que yo misma seguía usando aquellos prototipos que había descartado. ¿La razón? La comodidad. La sensación de no tener nada puesto. Nada de alambres que se clavan en el cuerpo, nada de enormes bodoques ni miriñaques. Otra razón era el color.

P&S-Una vez realizado el producto, ¿cómo fue comenzar a venderlo? ¿Cuáles fueron las dificultades que se presentaron en el camino?

MdP -En aquel momento, retomé la idea, el diseño, la producción y empecé a vender por internet. Fue entonces cuando me llevé una gran sorpresa: había muchas mujeres que buscaban este producto y no lo conseguían. Y cuando lo encontraban, lo hacían  en el ámbito del diseño independiente que por lo general tiene precios muy altos.

P&S- ¿Cuáles son las características fundamentales de los conjuntos que diseñás?

MdP- Propongo un conjunto de corpiño sin aro y bombacha colaless. Estas prendas están conformadas por telas como microtul, modal, encaje, seda fría, además de elásticos y puntillas, que en su mayoría son teñidos ad hoc.

El color fue el punto de inicio de este desarrollo, ya que, como consumidora de este tipo de prendas, no encontraba lo que ahora yo fabrico. Cuando una mujer usa una remera con el hombro descubierto, no usa cualquier corpiño sino que lo elige especialmente para esa prenda. Lo que yo ofrezco es un amplio abanico de colores, permitiendo de este modo que la ropa interior pueda combinarse con cualquier prenda, a tono, a contratono o como más le guste a mi clienta. La ropa interior empieza a tener un juego exterior y eso está enfatizado en esta línea. Puede ser un hombro descubierto o puede ser una sisa pronunciada que deja ver el detalle lateral de ese corpiño. Los diseños Marisa Di Palma contribuyen con este juego y por ello, desde hace cuatro meses, estoy desarrollando un nuevo diseño cada semana.

“Pienso en una mujer que se siente segura de sí misma, que prioriza la comodidad y  que entiende la sensualidad como la expresión del ser en su forma más particular. Quiero dejar de lado ciertos modelos que apuntan a una perfección irreal e imaginaria. Mi clienta es una mujer que se siente cómoda con su propio cuerpo.”